La mayoría de los que somos cristianos lo somos gracias a que Dios usó a alguien para que nos influenciara. Es casi que un llamado natural, es la Gran Comisión asignada a nosotros directamente por Jesús en Mateo 28:19. “Influenciar son los efectos que una persona o cosa produce sobre otra” (www.definicion.de/influencia/ Ene. 8/19), no estamos hablando solamente de predicar o hacer obras de caridad. Estamos llamados a influenciar con nuestros actos del diario vivir. La luz no debe hacer esfuerzo para alumbrar. De acuerdo a las leyes de la física, la luz ejerce una influencia sobre la oscuridad porque esa es su naturaleza.

Nosotros hemos sido llamados a influenciar y producir efectos positivos en la vida de otras personas. No es suficiente ser creyentes y tener fe, debemos hacer buenas obras para que más personas lleguen a glorificar a nuestro Padre que está en los cielos.

Mateo 5:14-16 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Cualquier mes de enero es una fecha perfecta para proponernos atender nuestro llamado e influenciar a otras personas. Charles Spurgeon aclaró que “el motivo por el cual el mundo tiene tanta influencia en la iglesia es porque la iglesia no tiene tanta influencia en el mundo”. Este año 2019 es el año perfecto para que nosotros, la iglesia de Cristo, salgamos a influenciar el mundo.

Te invito a salir de tu zona de confort y comenzar desde ya a producir efectos positivos en la vida de otras personas. No permitas que el mundo siga influenciando la iglesia y sal a influenciar el mundo. El gran poeta Willy Cruz, mejor conocido como Redimi2, escribió en una de sus canciones: “Los amo pero el grupo a mi no me presiona, yo soy la presión del grupo. Puedo compartir con ustedes pero sin caer en sus redes, no me pueden conquistar con lo que tienen yo no voy pa´ allá, mejor ustedes vienen”.

Es hora de ir y comenzar a producir efectos positivos en la vida de otros, haz discípulos y no sientas miedo porque Jesús va a estar contigo siempre.

Mateo 28:19-20 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

 

 

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *